Historia de cómo te enfermas con un golpe en el cuerpo aparentemente sin gravedad

terapiaaccidenteEsto del campo energético no es una broma. Es un pilar fundamental en nuestra salud. Sigo abrumado con el hecho de que podamos vivir ajenos a un conocimiento tan importante.

Recientemente tuve la oportunidad de conocer de primera mano las consecuencias de una caída de moto, con un golpe en el lado derecho del cuerpo. Nada espectacular, ni traumático, el motorista encontró arena en una curva y se cayó. El golpe fue fuerte pero se levantó al instante sin nada roto. Unas semanas con dolores por todo el cuerpo, un par de meses de rehabilitación en el brazo y hombro derechos y listo, no quedó dolor. Los médicos, fisioterapeutas y Forense así lo certificaron.

Pero después de un tiempo consideró que estaba con mucho estrés y ansiedad, con una actitud depresiva, en la que las cosas más simples se le hacían un mundo. No dormía bien, no descansaba, se encontraba con muchísimo cansancio físico, cambios de humor bruscos, situación de tensión con la pareja, malas digestiones y problemas digestivos continuos, hinchazón abdominal, dolor de cabeza y observó que algo no andaba bien en el sistema inmunológico, porque estaba cogiendo resfriados continuamente.

Fue al médico de cabecera: Hizo un completo análisis, incluido control de tiroides y una ecografía abdominal completa, todo indicaba unos parámetros normales. Ya había hecho resonancias magnéticas con lo del accidente que descartaba lesiones. “Descanse y diviértase”. Y muchos damos por hecho: y si no mejora, le daré algo para que no le duela. Y si no, a la unidad de salud mental.

Por lo tanto, decidió tirar por lo de “las terapias naturales”(Ahí se mete todo en el mismo saco, menudo saco más grande, hasta cabe la bruja lola). Hizo Reiki, relajaciones, meditaciones guiadas y toda una serie de técnicas que ahora no vienen al caso.campoenergetico

El terapeuta comprobó al instante lo mal que iba todo. La energía estaba bloqueada por todo el cuerpo y en cada órgano, densa hasta la enfermedad que ya se hacía evidente. No solamente no circulaba la energía por el campo energético, sino que había energías externas muy densas pegadas por todo el campo energético (ya explicaré en otro post cómo el terapeuta es capaz de percibir todo eso sin tener ningún don especial). Las dos primeras sesiones, fueron para limpiar, desbloquear, hacer circular la energía y recargar todo el cuerpo energético a unos niveles aceptables. Esto ya generó un cambio en la persona, que empezó a estar más animada, aliviada y dormir un poco mejor.

Entonces fue cuando empezaron a aflorar otros temas energéticos: en la zona del hígado, la energía no era nunca suficiente, algo iba mal ahí, esa parte estaba dañada.

Al hacer reiki, la persona nota calor en sus manos cuando transfiere energía a una zona, después de un tiempo, debe dejar de sentir calor, lo que significa que esa zona ya absorbió toda la energía que necesitaba. Si no para de sentir calor, indica que esa zona está dañada. Las personas que llevan un tiempo trabajando con la Energía, suelen ser personas bastante perceptivas e intuitivas, lo que a veces sirve como herramienta para saber dónde hay que buscar respuestas.

A partir de ahí, empezó un trabajo muy profundo, ya que el hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo, nuestro sistema depurador, no sólo físico sino energético. Como se puede comprobar con los estudios existentes sobre el hígado, casi todos los síntomas que tenía esta persona provenían de un mal funcionamiento del hígado. Eso llevó a observar en terapia la alimentación, lo que indicó que había unos cuantos malos hábitos alimenticios para el hígado, tanto por alimentos poco recomendables como por falta de elementos importantes. Se vio necesario hacer una limpieza de hígado a través de la alimentación y productos naturales como el Cardo Mariano, que contribuyen a la desintoxicación. Esto empezó a generar una mejora en las digestiones casi al instante y una leve mejoría en la energía física. Pero el proceso continuaba, es un proceso que durará varios meses mientras el hígado se limpia y recupera energéticamente.

Aún así no parecía que la alimentación fuera causante de tremendo desajuste energético, por lo que el terapeuta, “sintió”, sin saber nada al respecto, que tenía que haber pasado algo ahí, un golpe fuerte en esa zona… lo que llevó a tomar conciencia al paciente sobre el momento del accidente de moto. Le hizo entender la consecuencia de aquel accidente del que ya ni se acordaba, la importancia que tienen los golpes sobre el campo energético. Como un impacto en el cuerpo físico puede tener consecuencias sobre el resto de cuerpos: mental, emocional, energético, etc…

Esto me recuerda, una vez más, que las enfermedades tienen un recorrido muy largo antes de presentarse físicamente, pero que siempre tienen un origen y siempre están presentes a nivel energético. Me hace recordar lo importante que es observarnos y entender que la salud perfecta es nuestro estado natural, y que si algo no va bien, por pequeño que sea, indica que hay algo mal a nivel energético, y eso siempre va a más si no se hace nada para remediarlo.

La terapia no terminó ahí. El equipo de sanación holística (terapeuta/paciente) siguió profundizando en el tema, la salud perfecta era la única meta posible.

Buscaron en el diccionario de las enfermedades emocionales que representaba el hígado, ponía lo siguiente en la página 255:

HÍGADO: Los dolores de hígado proceden de mi propia actitud. Mis frustraciones
acumuladas, mis odios, mis celos, mi agresividad contenida son factores
activadores de los problemas del hígado. Estos sentimientos esconden
miedos que no pueden expresarse de otro modo. Tengo tendencia a criticar y
juzgar a los demás con facilidad. Me quejo constantemente. Resisto a alguien
o a algo. Vivo mucho disgusto. La  alegría de vivir es frecuentemente inexistente porque tengo envidia de los demás, lo cual me perturba y me pone triste. Sin embargo, hasta qué punto
estoy listo para hacer esfuerzos, tanto en el plano material como en mi
caminar espiritual? Aún no he comprendido que lo que yo reprocho al otro
sólo es el reflejo de mí – mismo. Sólo es mi espejo. Me quejo constantemente
y pido a los demás que cambien. ¿Dónde está mi buena voluntad? ¿cuál es el
esfuerzo por mi parte? También carezco de alegría de vivir, simplicidad.
Podré desarrollar un cáncer de hígado si todas las emociones que me son
nefastas me “agobian” desde un buen tiempo. Frecuentemente, resulta de un
conflicto con relación a la familia o al dinero, especialmente cuando tengo
miedo de carecer de algo. Es tiempo que tome consciencia que debo
aceptarme ↓♥ tal como soy y aprender a amarme más. Ser capaz de amor y
comprensión hacía mí abre la vía a mi comprensión y al amor de los demás.
Recobro la alegría de vivir

Esto les dio muchísima más información para trabajar y encontrar muchos aspectos que resonaban en la vida del paciente.

Después de 4 o 5 sesiones, terminaba la terapia, por el momento, pero había mucho trabajo que hacer si esta persona quería estar sana completamente, y en esta historia, el responsable de la sanación, es la propia persona que lo sufre, la única que ostenta el poder para sanarse, aunque a muchos le cueste reconocerlo.

Hábitos alimenticios saludables, desintoxicación de hígado, cambio de patrones mentales y de actitud, adquiriendo unos hábitos más saludables, técnicas de auto tratamiento (el paciente hizo un curso de Reiki), energetizando el campo energético, haciendo visualizaciones encaminadas a reforzar puntos débiles…

Sólo en las primeras semanas de toma de conciencia y auto tratamiento, las cosas mejoraron notablemente para la persona que ponemos de ejemplo y terminarían por hacerle sentirse completamente recuperada unos pocos meses después.

Pero regalándole por el camino un aprendizaje que le durará toda la vida. Ese tipo de cosas que te marcan y te hacen entender que a veces las cosas más desagradables y traumáticas tienen efectos sanadores y transmutan aspectos muy profundos, que quizás ya existían en nuestra familia antes de que nosotros naciésemos y que seguramente, al sanarlos nosotros, se liberen del sistema familiar. (¿Qué complicado no?, igual es por eso que los médicos prefieren no estudiarlo, ji ji ji)

Parece una obviedad recordar que la ausencia de síntomas en unas pruebas médicas no significa que estemos sanos, o que no vayamos a tener un problema en breve, ni mucho menos. Hubo un tiempo donde éramos capaces de observarnos con atención y saber cuándo estábamos mal. Ahora son los médicos los únicos que tienen esa palabra, por encima de nuestras sensaciones, hemos cedido y entregado nuestro poder y responsabilidad. Los médicos pueden ser de una ayuda inestimable, sólo ellos están capacitados para ejercer la medicina moderna, pero esta no es la única medicina que existe, y por supuesto, no es la única que necesitamos. Es más, necesitamos urgentemente tomar conciencia de la necesidad de cuidar el aspecto energético, (es la única medicina preventiva para mantener la salud), y utilizar la terapia energética para revertir la enfermedad en muchos casos.

Creo sinceramente que solo la unión de la medicina convencional con la medicina natural puede permitirnos tener todas las herramientas necesarias para gozar de buena salud y tener toda la información necesaria para evitar que la enfermedad se materialice en nuestro cuerpo físico. Es impresionante la cantidad de información trascendental que existe en nuestros días que dinamita aquello sobre lo que se sustenta el sistema médico y la cantidad de postulados y paradigmas existentes. Información que está ya delante de los ojos de quien quiera verla, pero que se escapa ante tremenda sobredosis informativa, y queda a la cola de la veleta que domina el viento de “lo oficial”, de lo extendido, de lo comunmente aceptado y lo peor de todo, de intereses particulares.

Anuncios

Haz un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s